sábado, 30 de mayo de 2015

Francisco de Quevedo

Descripciones de grandes autores literarios



¡Oh, qué peculiar Quevedo! Mediana estatura, ni alto ni demasiado bajo, expresión seria. De su pelo largo y rizado salen destellos plateados fruto del paso de los años. Su mirada, oculta bajo la sombra de unas gafas, es intensa cual rayo de sol al mediodía, al mismo tiempo que fría y dispersa. Tez canela, nariz chata. El bigote, algo descuidado, le ofrece un aspecto desaliñado y diferente, que entona con su tan particular personalidad. Su carácter parece una fuerte tormenta en pleno mes de agosto. Ambicioso y egoísta, sus críticas son granizo destruyendo flores. Su pluma era capaz de escribir los más asombrosos versos. Nunca hubo ni habrá un hombre como Quevedo.

Ana Tartilán, 3ºC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.